Skip to content

5 CONSEJOS PARA OBTENER EL MEJOR EXAMEN VISUAL DE NUESTROS OPTOMETRISTAS

¿Eres de los que la visita al médico te resulta intimidante y has tenido alguna que otra mala experiencia con, por ejemplo, el dentista? Muy típico.

¡No tienes de qué preocuparte! Nosotros con esta guía queremos demostrarte que la visita al optometrista aún no se considera deporte de riesgo y no hay motivos por los que ir tenso. Aquí te dejamos algunos consejos para que aproveches al máximo tu próxima revisión visual y, por qué no, para que incluso la disfrutes.

Visita a tu oftalmólogo o a nuestros ópticos en persona

En los últimos años han aparecido exámenes oculares virtuales online. Aunque estos “exámenes virtuales” aumenta+n la facilidad y la accesibilidad, cuando vayas a revisar tu vista te recomendamos que dejes la pereza a un lado y te desplaces hasta la óptica. La forma más confiable y segura para tu salud es recibir el examen en persona, aunque esto suponga salir de casa.

Los resultados más precisos para la graduación de tu vista solo pueden ser recopilados, manipulados y ajustados por tu oftalmólogo u optometrista. La optometría es un equilibrio entre el arte y la ciencia, e implica ajustar y manipular cada sensibilidad y diferencia humana en función de cómo funcionará tu corrección visual en el mundo real.

guía examen visual

Reserva aquí tu examen visual gratuito.

Pregunta por las monturas de prueba

Cuando te revises la vista, asegúrate de solicitar las gafas de prueba. No todos los profesionales las utilizan. Es un paso adicional que requiere un poco de tiempo, pero puedes evitar viajes innecesarios a la óptica y simplificar el proceso de producción de tus cristales.

¿Qué son las monturas de prueba?

Son monturas en las que se colocan lentes de prueba, que te permiten percibir con mayor precisión que el resto de procedimientos cómo verás con tus nuevos cristales antes de fabricarlos. Ten en cuenta que esto es especialmente importante si nunca has llevado gafas, tienes un cambio brusco en tu graduación o vas a utilizar por primera vez cristales progresivos.

gafas-de-prueba

Obtén tu agudeza visual, no sólo la potencia

El foróptero es una herramienta estándar que mide la potencia y se utiliza para la graduación subjetiva de la vista. Es subjetiva porque la persona examinada interviene en el proceso, va diciendo si ve mejor o no con una lente u otra.
La “potencia” de tus cristales es equivalente al aumento de su graduación, mientras que la “agudeza visual” es la claridad de tu visión. El foróptero marca la potencia, mientras que las monturas de prueba generalmente afinaran la agudeza y lo llevarán al siguiente nivel de claridad óptica.

La comunicación SIEMPRE es importante

Tú mejor que nadie te conoces a ti mismo y a tus necesidades. Házselo saber al optometrista: si trabajas con pantallas, si tus gafas son más susceptibles a accidentes… Esto mejorará notablemente tu experiencia, pues podrán recomendarte que utilices el filtro azul, por ejemplo, o que tipo de material es mejor para tu montura.

No dudes en preguntar. Ya lo dice el refrán: preguntando se llega a Roma. Muchas veces, sobre todo cuando hablamos de médicos, salimos de la consulta en cuestión teniendo la sensación de que nos han hablado en chino. Debes estar preparado para hacerle todo tipo de preguntas a tu optometrista hasta que todas tus dudas estén resueltas: ¿Qué debo esperar en un cambio de graduación? ¿Cuánto tardarán en estar disponibles mis gafas? ¿Es normal no adaptarse al principio a tus lentes progresivas?…

Aunque te vayas a graduar, es importante, es importante llevar el par de gafas que

Otros consejos a tener en cuenta antes de tu revisión

      • Aunque te vayas a graduar, es importante llevar el par de gafas que estás utilizando en ese momento, si es que tienes, ya que nos sirve de referencia para saber cómo ha cambiado tu graduación, si es que ha cambiado. 
      • Dile a nuestros ópticos o a tu oftalmólogo para qué utilizarás tus gafas. Actividades como la edición de fotos, ver televisión, trabajar con el ordenador, deportes, a distancia, conducir, ver tu teléfono, etc.
      • Solicita información acerca de la distancia entre tus pupilas. Esto cambia en función del paciente y es importante tenerlo en cuenta.
      • Si vas al oftalmólogo, pide una copia impresa de tu graduación. Generalmente se recomienda revisión una vez al año o si notas que ves peor con tus gafas (cada persona es un mundo y agentes como las cataratas, el uso de ordenadores, etc. puede hacer que seas más predispuesto a que te cambie antes.

¡Y eso sería todo! Ya estás preparado para tu próxima revisión. Recuerda que si tienes cualquier otra duda, ¡preguntando se llega a Roma!

Reserva aquí tu revisión visual en nuestras ópticas, te estamos esperando